miércoles, 8 de marzo de 2017

Lucila Puyol, inocente víctima de los represores

Lucila Puyol es hija del militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) Norberto Victoriano Puyol. 

En buen romance, eso equivale a decir que es hija de un delincuente terrorista, que en los años de plomo, andaba haciendo de las suyas en Córdoba. 
La gente es mala y comenta que este terrorista, que en aquellos años, soñaba con que nuestra Patria, hoy fuera una potencia mundial como lo es Cuba, es primo hermano del Fiscal Federal José Ignacio Candioti. 
El Fiscal José Ignacio Candioti, si es primo hermano de este delincuente terrorista, debería haberse excusado en varias causas en la que intervino, pero eso solo ocurre en Estados donde se respeta el Estado de Derecho. 
El Fiscal Federal José Ignacio Candioti está casado con Susana Almeida.
Susana Almeida es otra victima de los "represores". 
Ella fue objeto de graves amenazas por parte de una pequeña niña. 
Vos, lector, dirás "naaa, dejá de joder. ¿Como una niña va a va a ser una represora amenazadora?" 

Si, esa niña fue llevada por su mamá que trabaja en los tribunales federales de Reconquista, hasta su empleo y allí, se le ocurrió cometer el grave delito de lesa humanidad, tomar un crayón y realizar amenazantes dibujos sobre una fotografía familiar que la esposa del Fiscal Candioti tenía en su lugar de trabajo. 
Ante semejante delito, toda la comunidad delictiva, perdón, la comunidad política de izquierda, filo terrorista, salió a solidarizarse con esta inocente victima de los represores. 
Hasta se preocuparon en trasladarla a un destino mas cercano al de su esposo. 
Pero, Lucila Puyol, también es perseguida por los represores. 
El lunes 20 de abril de 2009, en la Ciudad de Santa Fe se denunció que se había perpetrado un nuevo atentado en el estudio jurídico de las doctoras Patricia Mendez Lissi y Lucila Puyol. Se pudo comprobar que represores ingresaron por los techos al estudio de la militante de la agrupación H.I.J.O.S. Dra. Puyol -ubicado en 3 de Febrero y Dr. Zavalla- de la Ciudad de Santa Fe, de donde robaron las agendas telefónicas y una computadora con información sobre causas y expedientes judiciales relacionadas con delitos de lesa humanidad donde la abogada actúa como querellante. 
Según la Dra. Puyol, hubo algunos mensajes intimidatorios: “Nos dejaron en la escalera, una estatuilla con las piernas rotas y la llave de la garrafa de gas abierta”. 
De inmediato se constituyó en el lugar, el diputado Provincial Antonio Riestra (el mismo que robó 20 toneladas de explosivos, para realizar festejos con fuegos artificiales)solidarizándose con la Dra. Puyol manifestando a la prensa: “Creo que se trata de un atentado que tiene la doble finalidad de obtener información o datos sobre las causas judiciales, y obviamente, dejar la impronta del mensaje mafioso demostrando que pueden atacar un domicilio cuantas veces quieran” 
El legislador del Partido Solidaridad e Igualdad reclamó el urgente esclarecimiento del atentado intimidatorio, a la vez que, advirtió sobre la necesidad de incrementar las medidas de protección para abogados y testigos que intervienen en los juicios contra los represores de la última dictadura militar. 
Las fuerzas policiales, hoy al servicio de la democracia, haciéndose eco del pedido del legislador, se abocaron al urgente esclarecimiento del hecho. 
La policía desplegó un operativo represivo por los barrios de la zona sur de la ciudad, realizando un allanamiento en una vivienda en calle Uruguay al 4200 (a sólo diez cuadras del lugar del hecho), del barrio San Lorenzo. Desde el interior de una de las habitaciones, se incautó un teléfono-fax, un caloventor, un portero eléctrico, una computadora, (elementos sustraidos en el estudio jurídico de la militante de la agrupación H.I.J.O.S.) y se realizó el traslado del REPRESOR, un menor de 16 años por su presunta participación en el atentado al estudio jurídico. 
http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2009/04/21/sucesos/SUCE-04.html
Era de esperar que en las horas siguientes, las agrupaciones de derechos humanos solicitaran que el delito cometido por este joven REPRESOR sea calificado como crimen de lesa humanidad y que al detenido se lo traslade a una cárcel común. 
Pero eso no ocurrió. Se llamaron a silencio.
Lucila Puyol, a lo mejor por falta de educación sexual, alguna vez, se practicó un aborto. Inocentemente, ASESINÓ a una persona por nacer. Por eso es una luchadora por la despenalización y legalización del aborto.
http://colectivoepprosario.blogspot.com.ar/2009/04/diez-preguntas-lucila-puyol.html. 
También cabe suponer que si cualquier ciudadano, sin militancia política, es robado, violado o asesinado, no debemos preocuparnos. Es una simple sensación de inseguridad. 
Ni el Diputado Riestra, ni los representantes de los organismos defensores de los derechos humanos, ni otros funcionarios políticos se van a molestar en solidarizarse con alguien afectado por una simple SENSACIÓN DE INSEGURIDAD. 
Para estos ciudadanos no hay reclamo de medidas de protección.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte