martes, 11 de octubre de 2016

Teniente Juan Carlos Gambande Asesinado por el ERP

El 10 de octubre, a las 18,30 hs. se ofició una misa en la Capilla del Hospital José María Cullen de la Ciudad de Santa Fe, en memoria del Teniente Juan Carlos Gambandé, asesinado por el Ejército Revolucionario del Pueblo, el 11 de octubre de 1974, en plena democracia. 
Posteriormente, en la Puerta del Liceo Militar General Manuel Belgrano, se realizó un acto, recordando el vil asesinato del Teniente Gambandé. 
Durante el acto, pude expresar las siguientes palabras: 
Cuando nuestro país estaba gobernado por una autoridad constitucional electa en comicios democráticos por una abrumadora mayoría del pueblo argentino, un día 11 de octubre de 1974, en horas de la mañana, un joven oficial del Ejército argentino, sale de su domicilio dispuesto a cumplir sus tareas cotidianas en el Liceo Militar Gral. Manuel Belgrano. Sale rebosante de alegría. Lleva apenas un año de matrimonio y su esposa está embarazada de casi cuatro meses. 
En esos años el sexo del bebé se conocía recién en el momento del parto. Pocos meses más y su esposa le iba a dar el primer hijo. No importaba si era niña o niño. 























Se imaginaría junto con su esposa, enseñándole a dar los primeros pasos. ¿Qué palabra pronunciaría primero? ¿Papá o mamá? Con esa alegría de futuro papá, sale a buscar su autito para ir al trabajo. Y cuando sale del garaje donde lo guardaba, lo esperaban dos criminales del Ejército Revolucionario del Pueblo, que en forma artera, lo asesinan. Lo privaron de poder conocer a su primer y único hijo. Sus asesinos difundirán su “hazaña” en el Nº 43 de su revista Estrella Roja en un “Parte de guerra” donde expresan que a las 6,30 horas, el Comando “Luis Billinger” perteneciente al Ejército Revolucionario del Pueblo, procedió a ajusticiar al Teniente Primero Juan Carlos Gambandé. Hoy, nos quieren hacer creer que luchaban contra una dictadura. 
           ¡¡¡MENTIRA!!! 
Querían tomar el poder por las armas, para imponernos una dictadura castro comunista. 
Entonces, hablaban de guerra contra la dictadura, hoy niegan que fue una guerra. 
 Ayer, asesinaban. Hoy nos juzgan. 
En Santiago del Estero, una criminal del Ejército Revolucionario del Pueblo, María Alicia Noli, cuyo nombre de guerra era Liliana, hasta hace pocas horas, presidía un tribunal Oral Federal que pretendía juzgar a quienes combatieron a los grupos terroristas en la Argentina. Y como con juez la acompañaba otro miembro de la misma banda terrorista, el Dr. José María Pérez Villalobo. 
En este mundo del revés, se oculta a las víctimas del terrorismo, se juzga y condena a quienes combatieron al terrorismo, en cambio, a esos criminales se los ensalza tildándolos de “jóvenes idealistas” y se los premia con indemnizaciones, subsidios y puestos en el gobierno. 
El conocido “curro de los derechos humanos”. 
Nosotros no lo vamos a permitir. Tenemos la obligación de condenar a los terroristas y homenajear a las víctimas de estos criminales. 
Teniente Primero Juan Carlos Gambandé, descansa en paz. 
 El acto fue organizado por AfaVita, Delegación Santa Fe, con la amplia colaboración y participación de CENI (Centro de Estudios Nacionalistas Hermanos Irazusta, Unión de Promociones Santa Fe - Paraná, e Hijos y nietos de Presos ilegal e injustamente privados de su libertad.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte