sábado, 17 de noviembre de 2012

Ana María Edwin, borracha, pero no estúpida

Ana María Edwin, es una viejita de 77 años de edad.

El próximo 16 de marzo, va a soplar 78 velitas y seguramente en sus festejos aprovechará para una abundante ingesta etílica.
Esta viejita, Ana María Edwin, con sus 77 años a cuesta, es la directora del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y al parecer no se priva de festejos.
Después de la medianoche del 23 de julio pasado, Ana María Edwin fue detenida por un control de alcholemia en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires.
El resultado: 1,19 en sangre , más del doble que el máximo permitido, que es de 0,5.
Manejaba en "pedo". Bien borracha. Total anda bien con Kristina y con Moreno, personajes que hoy, son sinónimo de impunidad.
¿Cuántas veces habrá manejado borracha?
Pero Ana María Edwin es una viejita que puede ser tiltada de borracha pero nó de estúpida.
Como directora del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) no tuvo reparos en acomodar a su hijita María Sol Padín, dándole un importante ascenso dentro del organimo que dirige, con el consiguiente incremento en sus haberes.
Ana María Edwin es una viejita que puede ser tiltada de borracha pero nó de estúpida.
Ana María Edwin es una viejita de 77 años de edad, pero ella tambíén, alguna vez fue "último modelo". Alguna vez fue jóven y trabajó un tiempito en el área de marketing de Alpargatas, pero recibida de licenciada en Sociología quiso ella también, mamar de la teta del estado, y entró en el INDEC, durante los años de plomo, en la década del 70.
¿Cómo habrá entrado a la administración pública en esos años?
Y al parecer no la pasó nada mal en la época de la dictadura.
Pero ahora, los inspectores de tránsito del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la encontraron borracha y para evitar mas trámites, accedió a la probation y en consecuencia, los días 4, 5 y 6 de diciembre  está obligada a asistir al curso de concientización sobre el alcohol en la conducción, dictado por Seguridad Vial.
Cabe esperar que el curso de concientización sobre el alcohol en la conducción, le sirva de algo; de lo contrario, sería bueno que cada vez que salga de festejos, la Presidente, utilice la cadena nacional para advertirnos de que hay una borracha al volante.

Orlando Agustín Gauna Bracamonte








3 comentarios:

Alejandro Sanchez dijo...

la onda era tirarle mierda a Edwin, hablando de la hija y de lo que hace en su vida, por el simple hecho de que la vieja estaba borracha.
Malísimo tu blog, que sólo busca generar odio.

Alejandro Sanchez dijo...

y el simple hecho que no aceptes mi comentario para que sea publicado en tu blog, hace que cuando quieran hablar de libertad de expresión me den asco.

Orlando Agustín Gauna dijo...

Alejandro: Gracias por visitar mi blog. Tus comentarios han sido publicados en mi blog. Si "la vieja estaba borracha" manejando un auto en Buenos Aires, podía matar a cualquiera. De su vida pueden hacer lo que quieran mientras no le cuesten plata a los contribuyentes. A la hija le pagamos el sueldo los argentinos.
Me gustaría que cuentes, para publicar en mi blog, que hacia Edwuin durante la dictadura. ¿La hicieron ingresar los militares al INDEC?